Las Juntas Generales de la Diputación de Bizkaia han aprobado este miércoles una norma foral que modifica los tipos impositivos del IRPF para las rentas irregulares. Por el estado de alarma, el pleno celebrado ha sido reducido.

En el mismo, PNV y PSE han sacado adelante una exención fiscal que permitirá que lo obtenido por la gestión de fondos de inversión de carácter especulativo, es decir, los conocidos como fondos buitre, solo tributen la mitad de su importe. La otra mitad estará exenta de pagar impuestos.

Además, la nueva norma elimina el tope máximo de 300.000 euros de exención establecido en la tributación de rentas regulares.

El pasado 5 de marzo se debatía en la misma comisión las enmiendas presentadas por Bildu y Elkarrekin Podemos ante el proyecto de reforma aprobada ahora. Fue entonces cuando PNV y PSE tumbaron esas enmiendas con la ayuda del PP. Así, la Diputación tenía vía libre para establecer un tratamiento fiscal para los gestores de fondos de alto riesgo, con una rebaja a la mitad de la base imponible del impuesto de renta.

Aun así, no puede decirse que sea una idea nueva, ya que la Diputación de Bizkaia lleva desde 2015 promoviendo políticas para supuestamente atraer emprendedores y gestores de fondos, contemplando entre las normas rebajas fiscales.