El PSOE y Podemos no logran llegar a un acuerdo para la investidura en la Rioja, ya que la única diputada de la formación morada en el parlamento riojano exige consejerías y un cogobierno a lo que el partido socialista se opone totalmente

Con las miradas puestas en las negociaciones entre Podemos y el partido socialista para la investidura de Sánchez se ha llevado a cabo el primer fracaso entre ambas formaciones, cuando Podemos, con una única diputada en el parlamento autonómico riojano, ha votado en contra en la segunda votación por la investidura de Concha Andreu, votando a favor PSOE (15) e IU (1), mientras que en contra PP (12), CD (4) y Podemos (1), estando la mayoría absoluta en el apoyo de 17 diputados. 

Esta disputa se ha llevado a cabo debido a que la  única diputada de Podemos, Raquel Romero, exigía entrar en el Ejecutivo y con consejerías, en un cogobierno.

El partido socialista ofreció a la formación morada dos viceconsejerías y la dirección general de Vivienda, pero no entrar en el Consejo de Gobierno, lo que Romero considera insuficiente, por lo que ha votado en contra en el segundo intento de investidura, alargando el proceso unos meses más y a vísperas de un último intento. 

Los arrebatos entre las formaciones que se declaran progresistas en el parlamento riojano es algo que se puede ver en la ruptura de Unidas Podemos, donde la representante de IU decidió marcharse de la formación por no compartir la exigencia del cogobierno.

Hernar Moreno, la diputada de IU, arremetió fuertemente contra Podemos: “Hoy el partido que dijo representar a la gente ha decidido traicionarles en pro de conseguir una serie de consejerías. Una entrada en el Gobierno no sabemos para quién ni para qué”.

En Podemos la Rioja vinculan su situación a la del líder de su partido, otros consideraban la cuestión de la Rioja como una muestra del tira y afloja entre el partido socialista y Podemos en el Congreso de los Diputados por el mismo hecho de formar parte del Ejecutivo y de qué  manera.