Podemos, tras la reciente noticia del despido de su abogado José Antonio Calvente por la investigación de irregularidades relacionadas con cargos internos, se ha apresurado a señalar que éste se efectuó tras haberle abierto un expediente por un supuesto acoso sexual y laboral a una de sus compañeras.

El caso del despido se dio a conocer este pasado miércoles después de que la Responsable de Cumplimiento Normativo del partido, Mónica Carmona, enviara una carta a la dirección en la que denunciaba que ella y el letrado estaban investigando irregularidades muy graves entorno a varios altos cargos del partido que, según ellos, no tendrían fundamentos.

Sin embargo, tras estos sucesos, Podemos se ha apresurado a negar estos hechos y ha querido señalar que la verdadera razón por la que ha sido despedido el abogado habría sido por un presunto caso de acoso sexual y laboral, investigación que ya se ha hecho pública tras la noticia de las irregularidades y que, según ellos, queda fundamentado en la carta de despido.

José Antonio Calvente ha negado todas estas acusaciones, como que se le haya abierto un expediente o que haya sido investigado, por lo que ha comunicado que interpondrá una querella contra Podemos por calumnias y por difundir el supuesto caso de acoso a una de sus compañeras. También señala que el caso de acoso no ha sido el motivo alegado para efectuar el despido.

El letrado ha señalado concretamente a determinados cargos del partido como responsables de la campaña que se ha establecido contra él para desacreditarle, específicamente a Alberto Rodríguez, secretario de Organización, y a Ione Belarra, portavoz adjunta en el Congreso y miembro de la Ejecutiva, contra la cual existen pruebas documentales, según ha declarado.