El nuevo equipo de gobierno de la ciudad de Madrid impulsa vehemente la puesta en marcha de un nuevo plan que pretende acabar con la venta ambulante, mas conocida como “top manta”, anulando el anterior inciso de evitar la intervención policial significa producir alguna alteración del orden público.

José Luis Martínez-Almeida , alcalde de Madrid, lo ha anunciado este martes, hablando de un Plan de Acción Preferente, para erradicar la venta ambulante ilegal, según el cual todo policía local que sea testigo de este delito estará obligado a intervenir de inmediato.

Así lo ha explicado el mismo regidor: “Ya está firmada la instrucción que persigue la venta ambulante ilegal, y hemos eliminado aquel inciso del anterior equipo de Gobierno de que en caso de que se pudiera producir alteración del orden público que se abstuviera la Policía de  intervenir”, añadiendo además que se ha aprobado una Instrucción que pretende hacer efectiva esta medida a través de pautas “claras” para los cuerpos de seguridad del Estado.

Con este Plan de Acción Preferente, según informa Europa Press  el gabinete de la capital pretende resolver problemas como la ocupación de la vía pública, la competencia desleal y el presunto daño económico a los comercios “que crean empleo y pagan sus impuestos”, según ha afirmado el alcalde, a lo que también ha añadido; para poder  dar respuesta a las  de los vecinos y acabar con el sistemático incumplimiento de la Ley de Propiedad Industrial e Intelectual por la venta de productos falsificados.

Para hacer este plan posible, trabajarán coordinadamente las Unidades Integrales de Distrito en relación  con las Unidades de Investigación y Coordinación Judicial y con un generoso número de agentes de paisano. Con la puesta en marcha de estas medidas, se observa como el nuevo equipo de gobierno local no quiere poner trabas a los cuerpos policiales a la hora de arremeter contra la venta ambulante ilegal y ha impulsado estas medidas para revertir la caída de la persecución de esta actividad ilegal (entre 2011 y 2015 hubo 48.725 acciones de la Policía Municipal contra el top manta contra a las 38.496 desde 2015 hasta 2019).