Según el barómetro del CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas), en el mes de junio se ha disparado la preocupación de la sociedad por la política, asentándose como el segundo problema de los españoles, precedido por el paro; a su vez, ha aumentado la intención de voto al PSOE, mientras que Unidas Podemos no para de caer, llegando hasta el 12,7% en intención de voto, dos puntos y medio menos que en las elecciones. El país sigue estancado en la inestabilidad política: dos meses han transcurrido desde las elecciones y aún nos encontramos en plena negociación de la investidura.

Mientras que Unidas Podemos no para de caer en las encuestas, la desconfianza de la sociedad en los políticos no deja de crecer: 4 puntos en apenas un mes, hasta el 32,1%, siendo el dato más alto desde 1985 según el barómetro del CIS.

Desde la transición, los políticos siempre han sido un problema para la sociedad según las encuestas, la inquietud por la política solía mantenerse en el 10% a comienzos de este siglo, pero con la caída en la crisis esta preocupación no ha hecho más que crecer. Actualmente superamos la que existía tras las elecciones generales de 2011, antes de que se hubiesen establecido las nuevas formas políticas que encontramos hoy.

Actualmente los partidos tradicionales, PSOE y PP, están asentando una mayor intención del voto, siendo el PSOE el partido que más crece alcanzando el 39,5%. PP y Cs siguen en números similares, 15,8% y 13,7% respectivamente, mientras que VOX y Unidas Podemos se encuentran en una continua caída, perdiendo la mitad de su apoyo social en el caso de la formación verde y cayendo dos puntos y medio por parte del partido de Pablo Iglesias.