Una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre el IRPH contraria a los bancos españoles podría abrir una situación que recuerde a la vivida hace unos años con las cláusulas suelo. Además, se sumaría a otros varapalos judiciales contra la banca española.

El IRPH (Índice de Referencia para Préstamos Hipotecarios) es un índice que consiste en una media de los tipos de interés para préstamos hipotecarios de los últimos tres años y que se publica desde el Banco de España. Aunque al principio parecía ser un sistema más estable que el Euríbor, con el paso del tiempo ha resultado ser más caro que si estuviera referido al índice comunitario. Aun así, lo que se juzga en este caso desde el TJUE es si se aplicó a los contratos de forma transparente y asegurando la comprensión por parte del consumidor. 

Según publica eldiario.es, CaixaBank es la empresa más expuesta, al haber reconocido 6.400 millones de euros en hipotecas ligadas a este tipo de interés. A éste, le siguen Banco Santander con 4.300 millones; BBVA, con 3.100 millones; y Bankia, con 1.600 millones. Además, según añade un informe de RBS, Sabadell también contaría con 800 millones en este tipo de préstamos. En total, más de 16.000 millones de euros en hipotecas referenciadas al IRPH.

Aunque en el sector se plantea que las hipotecas afectadas son una pequeña parte de la totalidad, las cifras pronostican un importante impacto para las entidades financieras. Especialmente, en un contexto en el que la rentabilidad y los resultados del sector no están en su mejor momento. Cabe destacar que dicho índice tuvo el aval del Tribunal Supremo en el año 2007.