Fuente: Periodismo Internacional

Tras los saltos masivos que se han ido produciendo recientemente en la valla de Ceuta, el Partido Popular ha declarado que sería una “gran irresponsabilidad” quitar las concertinas (alambre de púas) y que se daría a entender que en España existe una “política de puertas abiertas”.

Las concertinas fueron instaladas en 2005 durante el gobierno del PSOE, y desde entonces han causado múltiples heridas, algunas graves, a todos aquellos migrantes que saltan las vallas de Ceuta o Melilla. En reiteradas ocasiones se han intentado retirar pero a día de hoy siguen presentes.

La presencia de esta medida, sin embargo, no ha surtido grandes efectos disuasorios. Por ejemplo, en la valla de Ceuta, se han registrado más saltos en los últimos años que nunca. Lo único que causan son desgarres y horrores a gente que ya ha tenido que sufrir lo suficiente para llegar desde sus países hasta la frontera, y escapar de una situación de pesadilla.

El Partido Popular sigue con su cruzada particular, contra la “política de puertas abiertas” que está manteniendo el PSOE, tras el mantenimiento de las concertinas y la reciente acogida del barco Aquarius.

Una “política de puertas abiertas” que chocha abiertamente con las más de cien devoluciones en caliente, política ya habitual del PSOE, que se realizaron ayer tras el salto a la valla de Melilla, una situación que parece no haber cambiado a pesar del ya autonombrado como gobierno del cambio.

Sigue a Diario raíz en las redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, Youtube.