El Partido Popular del País Vasco defiende la foralidad constitucional y el concierto económico como herramientas para “una Euskadi fuerte en una España fuerte”, consideran a su vez que son el “dique de contención” al nacionalismo.

La postura del PP del País Vasco ha sido puesta en manifiesto en la convención que han tenido en Vitoria este fin de semana, donde insisten en la defensa de la foralidad en la constitución, y que esta cuestión no debe de ser reducida ni mucho menos sustituida por una opción más centralista.

Remarcan a su vez estar orgullosos de su historia al servicio de las libertades de los ciudadanos vascos, afirman también que plantaron cara “durante décadas” al grupo terrorista ETA, denunciando a diario la voluntad “mafiosa y totalitaria” de la banda terrorista, combatiendo su proyecto “criminal” y dando voz en la calle, en los medios y en las instituciones a “cientos de miles de ciudadanos a quienes se quiso callar o expulsar de su tierra”.

También manifiesta su clara defensa al estatuto de Gernika de 1979, “Creemos que la defensa activa de la soberanía nacional va unida al reconocimiento de la diversidad de los territorios de España”, y añaden que no quieren ser  “ni vascos que reniegan de España y de su historia, ni españoles que reniegan de Euskadi y sus especificidades”.