Fuente: eldiario.es
El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha declarado que tras el verano
realizarán una convención nacional en la que tratarán diversos temas, entre los que se
encuentra el aborto.
La nueva formación política de Casado ha sembrado la polémica esta vez con su
propuesta de recuperar la ley del aborto de 1985, ya que, según ha expresado García
Egea, para el PP “el aborto no es un derecho”.
Hay que recordar que la ley de 1985 solo autorizaba el aborto legal en tres supuestos:
en caso de violación, cuando existiese un grave peligro para la vida o la salud física o
psíquica de la embarazada, y por graves malformaciones del feto.
Casado quiere volver a esta ley de 1985 porque considera excesivos los plazos actuales
y, algo que ha llamado la atención de la declaración de García Egea, es que “quieren
dar un apoyo suficiente a aquellas personas que se encuentren en dificultades para
seguir adelante con el embarazo”. Mientras hablan de la preservación de la vida y
frases así que hemos escuchado últimamente por el caso de Argentina, en España un
29,7% de los niños (casi 2,5 millones) se encuentra en riesgo de pobreza, unos hechos
que a estos adalides del “derecho a la vida” y “del menor” no les preocupa en absoluto.