Las reservas hídricas en Baleares han caído hasta el 51% en el mes de julio. Por ello, el Govern prevé poner en marcha el Plan Especial de Actuación en Situaciones de Alerta y Eventual Sequía de Baleares durante este mes.

Las reservas hídricas de las Islas Baleares se situaban, el pasado julio, en el 51% de media. En lo que a Mallorca respecta, disminuyeron del 55% al 51%; en Menorca, del 60% al 55%; en Ibiza, del 47% al 45%; y en Formentera, del 51% al 46%, según ha indicado este viernes el 

Govern. 

Además, la Conselleria de Medio Ambiente y Territorio indicó también que, en el ámbito general, la situación es peor que hace un año cuando las reservas hídricas de las islas se encontraban, de media, al 57%.

Las unidades de demanda han cumplido, durante julio, el segundo mes en situación de prealerta, lo que indica que tendrán que empezar a tomar medidas a partir de este mes presente.

Dado que agosto será un mes seco y de altas temperaturas en el que, además, las 

extracciones para satisfacer al turismo serán elevadas, es de suponer que la situación en septiembre sea peor incluso que la actual. 

Según el Ibestat, del 2010 al 2014 se produjo un aumento del 11’25% del consumo de agua en Baleares, pasando de consumir 98.771 a 111.288 millones de metros cúbicos. 

Estos datos aumentan cada año a la par que el flujo de turistas que llegan a las islas. Cabe destacar que, año tras año, diversos municipios baleares acaban la temporada turística con cortes de agua y abasteciéndose gracias a camiones de agua.