El primero de los 13 días de huelga convocados por los trabajadores de Ares Capital, principal empresa de VTC en Sevilla que utiliza Uber, ha tenido un seguimiento de entre el 30% y el 50% de los 280 trabajadores.

Estos datos los ha aportado el delegado sindical de CCOO, Eduardo Suárez, que afirma que eran muchos más de los que han acudido esta mañana a la movilización frente a la sede de la compañía, pero que no querían aparecer en fotos por miedo a posibles represalias.

La decisión de comenzar estas 13 jornadas de huelga responde a las condiciones a las que se enfrentan los trabajadores: la retención de las nóminas sin explicación, jornadas de 55 hasta 60 horas a la semana sin cobrar horas extras o pluses nocturnos, los gastos que cubren de su propio bolsillo, hasta 500 euros al año, por la obligación de ir en traje de chaqueta y se añade que lo relacionado al mantenimiento del vehículo lo tienen que hacer durante sus descansos.

Suárez comenta que la empresa fija estas condiciones laborales frente a la falta de convenio colectivo, por lo que continuarán con la huelga y las concentraciones “hasta que no haya compromiso serio y real” para acabar con las actuales condiciones de los trabajadores.

Además, denuncia que “llevamos más de seis meses sentados -negociando- y nos marean con conversaciones de besugo” y las constantes coacciones a los conductores para no apoyar la huelga y enfrentar a compañeros.