Este paquete de propuestas es el último intento a contrarreloj de los socialistas para impedir nuevas elecciones. 

El 3 de septiembre, Pedro Sánchez presentará un documento con 300 propuestas para la formación de un “gobierno progresista”. El objetivo de este parece ser la formación de un gobierno junto a Unidas Podemos.

Este documento recoge, según fuentes socialistas, la mayor parte de las propuestas realizadas por Podemos y por algunas organizaciones de la sociedad civil. Se basan en los documentos de “España avanza” del PSOE del 18 de julio, “Propuestas para retomar el diálogo” de Podemos y en propuestas recogidas por Sánchez en las 24 reuniones organizadas con distintas organizaciones y con expertos de la sociedad civil.

El PSOE también indica es un documento abierto y que se someterá a diálogo para ser ampliado y mejorado. La propuesta trata temas como el empleo, las pensiones, el feminismo, la lucha contra la desigualdad social, la calidad democrática, la emergencia climática, la transición ecológica de la economía, el avance científico y tecnológico, la transición digital, España abierta a Europa y al mundo, la cohesión territorial, el Estado autonómico y la lucha contra la despoblación.