El hombre, que compartía la custodia con la madre de su hijo, acaba de perderla debido a que la Audiencia Provincial ha dado la razón a la denuncia que había puesto ésta alegando que las largas jornadas de trabajo que debe soportar le imposibilitan conciliar con el cuidado del menor. 

El padre, que trabaja como camarero, no puede hacer frente a la jornada laboral impuesta, sin la cual no tendría medios económicos para hacerse cargo de su hijo, y el cuidado de éste. Este fue el motivo por el que la madre le puso la denuncia, la cual ha sido resuelta en su favor, concediéndole la custodia monoparental a ella.

El juez de la Audiencia Provincial ha señalado que la custodia compartida es “el régimen más deseable” cuando hay separaciones de los padres, pero que no siempre es “la opción más favorable para el menor”. Ante este hecho, el padre ha presentado su escrito de oposición a la apelación en el que aclara que su intención es acomodar su trabajo y el horario que tiene, pero según la sala del caso no es suficiente y actualmente no puede cumplir con sus deberes parentales diarios. 

No obstante, la Audiencia Provincial indica que la sentencia impuesta es firme por lo que no cabe recurso alguno contra ella. La única alternativa para el padre se encuentra en conseguir una jornada que resulte aceptable para los jueces, a pesar de las dificultades actuales en el sector laboral en relación a los salarios, horarios y la temporalidad.