recortes xunta matan paciente
Fuente: público.es

El pasado sábado murió un hombre en un centro sanitario de la localidad pontevedresa de A Estrada, debido a la ausencia de personal sanitario, y es que la Xunta de Galicia ha vuelto a dar otro palo a la sanidad, esta vez incumpliendo un acuerdo para dotar de otra médico y de otra enfermera al ambulatorio durante los fines de semana del verano.

Este suceso es una de las consecuencias más terribles de los recortes aplicados por la Xunta de Feijóo a la sanidad gallega, en los que lo sufren especialmente los servicios de atención primaria.

La reforma sanitaria realizada por Feijóo discrimina a los pacientes de las áreas rurales y más despobladas de la comunidad, en la que muchos Puntos de Atención Continuada (PAC) solo cuentan con un médico los fines de semana, por lo que también se quedan sin personal sanitario cuando estos deben acudir a una urgencia, haciendo que este terrible suceso pueda volver a darse.

La Xunta ya privatizó meses atrás servicios médicos del hospital de A Coruña por valor de 97,5 millones de euros, lo que supone el pago a los hospitales privados por los procedimientos diagnósticos, asistenciales y de tratamiento realizados en sus instalaciones por médicos del Sergas.

Feijóo ha vendido por completo la sanidad gallega, poniéndola al servicio de multinacionales que llegan atraídos por los grandes beneficios que se obtienen del negocio sanitario, sin importar el poner en peligro la vida de los ciudadanos con sus reglas de “obtener el mayor beneficio al menor coste”.

Sigue a Diario raíz en las redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, Youtube.