gobierno argentino FFAA
Fuente: HispanTV

En un contexto social en donde se disparan las protestas populares como reacción a la crisis económica que atraviesa el país, Gobierno argentino anuncia una reestructuración de sus Fuerzas Armadas preparándolas para el ejercicio de la represión interna.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri anunció el pasado lunes una reforma al Sistema de Defensa Nacional de las Fuerzas Armadas en donde se destaca entre una serie de medidas, el despliegue de estas fuerzas represivas en el custodio de “objetivos estratégicos”, y el apoyo logístico en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo, hechos que despierta ciertas suspicacias teniendo en cuenta que ese país no sufre atentados desde 1994.

A su vez, Macri señaló que las Fuerzas armadas argentinas deberán afrontar los cambios de actualidad justificando así una mayor inversión y modernización, mientras subrayó la importancia de la defensa del ciberespacio y de la importancia de formar militares de carrera.

Concretamente, el mencionado decreto consta de tres artículos dispuestos en tres ejes: “Apreciación del Escenario Global y Regional”, “Posicionamiento Estratégico de la Argentina en materia de Defensa” y “Prioridades y lineamientos para la reforma del Sistema de Defensa Nacional (SDN)”.

El artículo 1° determina qué se debe entender por “agresión de origen externo”, limitando el accionar de los militares únicamente cuando otro Estado “utiliza sus Fuerzas Armadas para atacar la soberanía, integridad territorial, independencia política del país o cualquier otra forma que sea incompatible con la Carta de Naciones Unidas”.

En las Consideraciones se aclara que deben “rechazarse enfáticamente todas aquellas concepciones que procuran extender y/o ampliar la utilización del instrumento militar hacia funciones totalmente ajenas a la defensa, usualmente conocidas bajo la denominación ‘nuevas amenazas'”.

El artículo 3° dispone que el SDN no podrá contemplar “hipótesis, supuestos y/o situaciones pertenecientes al ámbito de la seguridad interior”.

Organizaciones de DDHH rechazan la medida y recuerdan torturas y violaciones de los militares en la última dictadura fascista

Inmediatamente, organizaciones sociales como Historias Desobedientes, integrada por hijos e hijas de los represores de la última dictadura militar argentina (1976-1983) y la asociación Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, organización icónica del movimiento social argentino, se manifestaron en contra de esta medida a la que acusan de tener el objetivo de incrementar los niveles de represión del Estado con argumentos falsos y de construir bajo el nombre de terrorismo, un enemigo interno y acallar las protestas sociales.

Dada la gravedad del suceso se espera una movilización de todo el movimiento popular a realizarse el jueves.

Sigue a Diario raíz en las redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, Youtube.