Repsol lleva un año en el negocio de la luz y ha supuesto una sacudida en el mercado para la competencia: ya poseen casi un millón de clientes, es decir, 600 clientes al día de media captados en un año. Es la empresa que con diferencia más crece en el negocio desde su llegada.

La compañía petrolera se estrenó como comercializadora de luz y gas a hogares y empresas el 2 de noviembre de 2018, tras adquirir gran parte de los activos de Viesgo. Junto con la compra heredó unos 748.000 clientes de luz y gas natural. Hoy en día cuenta con 965.000 clientes.

El grupo utiliza su inmensa red de 3.350 estaciones de combustible, por el que pasan cerca de un millón de clientes diarios, para captar clientes, ofreciendo descuentos al llenar el depósito de combustible o con diferentes campañas. También han sellado un acuerdo con El Corte Inglés, para los clientes de la cadena de distribución puedan contratar electricidad y gas en sus propios establecimientos.

Empezaron con tres establecimientos de Madrid, y ahora ya van por los 39 en toda España. A parte de esto, la compañía se expande en el sector de las energías renovables, donde ya ha creado una filial llamada Repsol Renovables, cuyo objetivo para 2025 es hacerse con una producción de 4.500 Mega Vatios (MW), creando, a parte de las que ya posee, nuevos parques eólicos, fotovoltaicos…