La presidenta del Banco Santander, Ana Botín ha sido nombrada la mujer más poderosa del mundo por la revista Fortune en su ránking de las 50 mujeres más poderosas del mundo, donde un año atrás ocupaba el segundo puesto.

La revista estadounidense destaca los ingresos que ha tenido el banco a nivel mundial, llegando en 2018 a los 48.424 millones de euros. Según la revista, este crecimiento ha sido en parte por su creciente actividad en Latinoamérica (sobre todo en Brasil y México), y por la reducción de costes en Europa.

También atribuyen este aumento de beneficios a la digitalización de la plataforma, que ha aumentado el número de clientes.

La presidenta del banco realizó este miércoles en Londres ante inversores una rueda de prensa, donde explicaba que el beneficio atribuido en los últimos cinco años ha crecido un 87%, hasta los 7.800 millones de euros, mientras que la rentabilidad ha aumentado en 210 puntos básicos, hasta el 11,7%.