Corrupción-Ciudadanos-

El circo electoral nos sorprende con un nuevo caso de corrupción después de que Rivera y Ciudadanos insistiesen tanto en la imagen impoluta de su  organización, en que tienen “un 10 de regeneración y transparencia”, el partido naranja se ha visto involucrado en la “Operación enredadera”.

En este caso de corrupción han sido detenidas 39 personas, con más de 70 investigados por la presunta implicación en una trama de corrupción en 44 ayuntamientos.

Ciudadanos, el partido protagonizado por la regeneración democrática y la responsabilidad con los casos de corrupción ha demostrado estar en el mismo saco.

De los cuatro ayuntamientos con los que contaba Ciudadanos en Madrid, tres de ellos han acabado el primer año de mandato corrompidos o quebrados. El alcalde de Arromoyos, Carlos Ruipérez, ha sido detenido por estar involucrado en el fraude en la adjudicación de contratos de gestión del tráfico y multas. En total, Aplicaciones Gespol, la empresa encausada, ha podido recibir adjudicaciones de 1’5 millones, una media de 5000 euros por contrato.

Como era de esperar, en esta trama se han visto involucrados ayuntamientos del PP y del PSOE, acusados posibles delitos como cohecho, tráfico de influencias, prevaricación, negociaciones prohibidas a funcionarios, malversación de caudales públicos, delito contra la hacienda pública, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal.

El partido naranja trata de limpiar su imagen actuando de forma “contundente” y suspendiendo la militancia de Carlos Ruipérez y de Sadat Maraña, asesor de ciudadanos en la diputación de León, en el caso de que estas personas sean imputadas por presuntos delitos de corrupción el partido procederá directamente a su expulsión.

Sígue a Diario Raíz en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, Youtube.