La compañía aérea Ryanair ha comunicado este viernes a los representantes de los trabajadores que inicia un expediente regulador de empleo (ERE) que afectará a alrededor de 512 puestos de trabajo en el país entre tripulantes de cabina y pilotos. Esta cifra se desglosa en 164 personas en Girona, 156 en Tenerife Sur, 110 en Las Palmas y 82 en Lanzarote. Esta noticia llega después de que la compañía confirmara el cierre de las bases de Las Palmas y Tenerife Sur, Lanzarote y Girona para el próximo 8 de enero.

El secretario de organización de USO Ryanair, Jairo Gonzalo, afirma que “mientras estábamos reunidos con la dirección de la aerolínea para intentar acordar los servicios mínimos para las 10 jornadas de huelga convocadas en septiembre, los responsables de Recursos Humanos de Ryanair, Crewlink y Workforce enviaban a la plantilla los correos electrónicos en los que anunciaban el cierre de las bases”, ha explicado Gonzalo.

Los paros de diez días convocados por los tripulantes de cabina (TCP) de Ryanair contra estos cierres y despidos cuentan con el apoyo masivo de los pilotos de la aerolínea irlandesa. El Sindicato Español de Líneas Aéreas (Sepla) considera que dichas medidas supondrían el despido de más de 100 pilotos en toda España.

Desde la organización sindical han afirmado, a su vez, que lo que está haciendo la compañía “es desmantelar las bases en España porque aplicar la legislación laboral española les sale más caro que contratar a nuevas tripulaciones a través de otras empresas donde las condiciones son más precarias”. 

La dirección de Ryanair justifica los cierres de estas cuatro bases en España por los retrasos de los aviones 737 MAX de Boeing, los efectos de un posible Brexit duro y el descenso de beneficios con respecto a los dos últimos años. 

La Secretaría de Estado de Turismo tiene previsto reunirse con Ryanair, junto con el ministerio de Fomento y el Gobierno de Canarias, a principios de septiembre, para intentar que el cierre de cuatro bases en España anunciado por la «low cost» irlandesa tenga el mínimo impacto posible. 

Además, el Ministerio de Fomento tendrá que volver a decidir sobre los servicios mínimos a aplicar en las jornadas de huelga de los días 1, 2, 6, 8, 13, 15, 20, 22, 27 y 29 de septiembre, “tras no alcanzarse un acuerdo entre los sindicatos convocantes, USO y Sitcpla, y la dirección de Ryanair”.