Ryanair-explotar-trabajadores
Fuente: El Confidencial

La empresa Ryanair sigue saltándose la ley en búsqueda del máximo beneficio. Desde el comienzo de su actividad, esta empresa se ha olvidado de los derechos de los trabajadores de los diferentes países donde actúa, aplicando la normativa vigente de su país de origen, Irlanda. Se ha saltado por completo las condiciones de trabajo exigidas en países como España o Italia, aumentando la explotación de sus trabajadores y empeorando sus contratos, aumentado las horas o bajando los sueldos. Parece que la precariedad laboral no escapa de ningún ámbito laboral.

En el año 2012, la Unión Europea aprobó una normativa con el objetivo de acabar con esta práctica. Las empresas deben ir adaptándose a esta normativa con un periodo de aplicación de 10 años. Ryanair, conscientemente, ha decidido cerrar los ojos para seguir lucrándose, y continuar así con el abuso infame de sus trabajadores.

A la vez que se aprobaba dicha normativa europea, la plantilla de Ryanair pensaba estar tocando con la punta de los dedos una mejora de sus condiciones de trabajo. Pero la ley no es para todos la misma; las empresas juegan con ventaja en busca de lo único que les mueve, el dinero. Se saltan leyes que no salen del papel empeorando cada vez más las condiciones de los trabajadores.

Frente a esta realidad, los trabajadores tanto de España como de Italia han protagonizado huelgas, pero en Italia, por ejemplo, los sindicatos amarillos, han vuelto a pactar condiciones deplorables. Mientras tanto, en España las negociaciones siguen rotas y los trabajadores en lucha. El gobierno, incapaz de plantar cara a las grandes empresas, vuelve a dar la espalda a los trabajadores. ¿Y los grandes sindicatos? La explotación de los trabajadores cada vez más agudizada en todos los sectores y el vacío de combatividad en los sindicatos amarillos solo plantea un futuro de lucha y de organización.