Durante este 2018 los salarios de los directivos se han incrementado en un 2,4 %, mientras que los de los trabajadores medios han seguido estancados.

En los resultados elaborados por la consultora ICSA y la escuela de negocios EADA, se ha mostrado como el sueldo de los trabajadores medios españoles sigue manteniéndose estancado, tan solo ha aumentado un 0,11 % desde 2017. Esta cifra contrasta mucho con la subida de los directivos, del 2,48% alcanzando los 81.059 €.

Respecto a 2007, los directivos han incrementado su poder adquisitivo en un 1,18%, mientras que los empleados han perdido un 0,3% del suyo.

El presidente de ICSA, Ernest Poveda explicaba que “la cultura de estos últimos 12 años ha sido de mucha prudencia”, sin embargo los datos dejan vislumbrar que la prudencia se aplica más a unos que a otros.