Este presupuesto se extenderá a cinco años, es decir, a dos ejercicios, más una prórroga de otros tres años, por lo que se utilizarán 400.000 euros por cada ejercicio.

Desde el año 2006, el Senado ha tenido contratado este servicio con Radio Taxi de Madrid, pero una especificación que figura en la memoria del concurso alega la imposibilidad de prolongar más años este contrato. 

Este servicio incluye todos los desplazamientos urbanos e interurbanos que realizan los senadores dentro de la Comunidad de Madrid. Este servicio lo emplean prácticamente todos los senadores de Madrid, excepto los que tienen derecho a chófer. En la pasada legislatura sólo 14 senadores renunciaron a este beneficio. 

El gasto estimado es de 400.000 euros anuales, y según se explica en el pliego, son cantidades orientativas que se calculan “con base en el gasto reciente” que se ha calculado hasta hoy día. Por ejemplo, según datos proporcionados por el Senado, en 2017 el gasto de un ejercicio completo ascendió a 302.848 euros y en 2018 a 325.034,1 euros.

Respecto a los criterios que se tendrán en cuenta, serán valoradas la rapidez a la hora de proporcionar una respuesta cuando se solicite el taxi o también si las empresas cuentan con un sistema de geolocalización y de seguimiento del mismo coche. Se les asignará más puntos a las empresas que tengan porcentajes más altos de vehículos con etiqueta de cero emisiones, adaptados a personas con movilidad reducida  o según cuál es la antigüedad de la flota de vehículos.