El Partido Nacionalista Vasco (PNV) ha llegado a un acuerdo para apoyar la investidura de Pedro Sánchez, a cambio de “garantías” para la comunidad vasca.

Ha sido este lunes sobre las 13 horas que Andoni Ortuzar y Pedro Sánchez han rubricado este acuerdo en el Congreso de los Diputados. Este acuerdo garantiza a los socialistas que los seis diputados del PNV de la Cámara baja apoyen a Sánchez.

Este pacto ha sido posible gracias al compromiso de Sánchez y su partido de que el nuevo gobierno, este próximo año 2020, procederá a la “negociación y traspaso” de las competencias estatutarias pendientes al País Vasco, así como delegar a Navarra las competencias de tráfico “con el mismo contenido y extensión” que las que se cedieron a Euskadi en su momento.

Además, Sánchez promete aprobar “las modificaciones legales necesarias, a fin de encontrar una solución tanto al contencioso en Cataluña como en la negociación y acuerdo del nuevo Estatuto de País Vasco, atendiendo a los sentimientos nacionales de pertenencia”, todo ello para impulsar “a través del diálogo entre partidos e instituciones las reformas necesarias para adecuar la estructura del Estado al reconocimiento de las identidades territoriales”.