Desde el inicio de la legislatura de Pedro Sánchez, con Fernando Grande-Marlaska al frente del Ministerio del interior, las expulsiones y devoluciones de inmigrantes han aumentado un 14,85% según datos recogidos por la Dirección General de Policía. Desde la moción de censura que destituyó a Rajoy hasta el pasado octubre, la policía deportó a 5.491 inmigrantes. En el mismo periodo del año anterior, cuando Rajoy gobernaba y Juan Ignacio Zoido se encargaba del Ministerio del Interior, se realizaron 4.781 expulsiones y devoluciones.

En el período de junio a octubre es en el que más inmigrantes se han deportado en los últimos cinco años. Entre junio y octubre de 2016 se expulsaron y devolvieron a 3.737 personas, en 2015 a 4.277 y en 2014 a 4.789. El Ministerio del Interior ha deportado a 1.098 inmigrantes al mes. En la legislatura anterior la media era de 775 deportaciones mensuales. El anterior ministro del Interior fue Jorge Fernández Díaz, también del Partido Popular. Desde 2014 hasta que abandonó el cargo en noviembre de 2016 se expulsaban y devolvían a 885 inmigrantes al mes.

Tanto abogados expertos en extranjería como los portavoces de varias organizaciones sobre el racismo están de acuerdos en que este gobierno sigue teniendo las mismas políticas que el Gobierno anterior, sobre todo teniendo en cuenta que los acuerdos de repatriación con los países de origen siguen en vigor por mucho que “cambie el partido de turno en el Gobierno”, afirman. También consideran que estas políticas están relacionadas con la derechización de las políticas europeas, que retroalimentan el discurso de extrema derecha y la legitiman, creciendo aún más las expulsiones y devoluciones que se pueden producir.

Recuerdan, además, que los Centros de Internamiento de Extranjeros son los que más expulsiones realizan y que aumentaron aún más desde la llegada del ejecutivo socialista de Sánchez. Entre junio y octubre de 2018 se expulsaron a 2.287 inmigrantes desde los CIE, un 27,77% más que en el mismo periodo de 2017. La tendencia creciente nació antes de la moción de censura, pero con el ejecutivo de Sánchez, como vemos, se mantuvo en crecimiento. De enero a octubre se expulsaron a 3.596 inmigrantes desde los CIE, un 38,95% más que en los mismos meses del año anterior. SOS Racismo recuerda que estos centros fueron abiertos por Felipe González y espetan: “¿Qué te vas a esperar del PSOE?”