Después de que Unidas Podemos optara por la abstención en la primera votación para la investidura, Pedro Sánchez, presidente del Partido Socialista, quiere reunirse otra vez con la formación morada para realizar una propuesta donde se prevé que estos últimos tendrían una mayor presencia y mayor reconocimiento en el nuevo Gobierno en coalición.


Aunque se esperaba que Unidas Podemos votara en contra de la investidura de Sánchez, tal y como hizo unas horas antes por votación telemática la que ahora podría ser la nueva posible candidata a la Vicepresidencia del Gobierno, Irene Montero, los de Iglesias finalmente se abstuvieron. Los socialistas por su parte han interpretado este giro como esperanzador, ya que hasta ahora las negociaciones estaban fracasando estrepitosamente.


Tras la votación, Sánchez permaneció durante tres largas horas reunido en la Cámara baja junto con sus principales colaboradores: Carmen Calvo, Adriana Lastra, M.J Montero y José Luis Ábalos, así como con miembros del Gabinete de la Presidencia del Gobierno. Acto seguido de dicha reunión, la Vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo llamó a Echenique para convocar una reunión con la intención de presentarle su nueva propuesta de Gobierno de coalición.


El contenido de la mencionada propuesta se desconoce todavía, pero después de las quejas formuladas en el Congreso por Iglesias el pasado día, donde expuso su descontento por la falta de competencias otorgadas a la formación morada en la propuesta anterior, el PSOE podría dar más autonomía y poder efectivo en dichas áreas a Podemos. No se descarta que incluso se les ofrezca algún ministerio más tal y como lo han solicitado los de Iglesias.


Todo apunta que la mencionada reunión se celebre hoy, día 24 de julio miércoles, ya que, a últimas horas del martes dicha reunión no se había celebrado todavía.