El Gobierno del PSOE reconoce que no puede cumplir una de sus promesas electorales para el 28-A: eliminar los títulos nobiliarios que concedió el dictador Franco pues, según ellos, ese problema es ajeno a la competencia del gobierno.

El pasado 30 de julio, el diputado de EH Bildu Jon Inarritu, realizó una pregunta para el Gobierno para esclarecer las medidas previstas para eliminar los títulos nobiliarios creados por Franco y los creados por Juan Carlos I para la familia Franco. Sin embargo, el Gobierno ha decidido suprimir la pregunta pidiendo al parlamentario que la reformule, ya que “es materia ajena a la competencia del Gobierno”.

El PSOE registró una proposición de ley para reformar la legislación sobre títulos nobiliarios que “representen la exaltación de la Guerra Civil y la Dictadura”, en especial para retirarle a la familia de Franco su título de ducado, que recae actualmente sobre Carmen Martínez-Bordiú, y conseguir la exhumación del dictador. 

Aunque dicha sucesión esté recogida en el BOE, la actual ministra de justicia Dolores Delgado, mantiene bloqueado el último trámite: remitir la carta a Zarzuela para que el rey la firme y se vuelva efectiva. El Gobierno de Sánchez utiliza este cabo suelto para suavizar las críticas de los que le recuerdan que muchas de sus promesas electorales siguen en el aire.