Ayer viernes, alrededor de las 07:00, doscientas personas trataron de acceder a Melilla saltando la valla fronteriza, consiguiendo atravesarla un total de cincuenta. El choque se ha saldado con dos de los inmigrantes siendo trasladados en ambulancia debido a sus heridas.

Durante el salto, algunos de ellos han arrojado garfios, piedras y otros objetos a los guardias civiles, originando un enfrentamiento saldado con seis guardias civiles heridos “pendientes de evolución” y los dos migrantes heridos, uno con una fractura abierta de tibia y peroné, y el otro con contusiones múltiples, han tenido que ser evacuados de urgencia en una ambulancia.

Ante esta situación, Santiago Abascal ha publicado un tuit exigiendo la inmediata deportación de los cincuenta migrantes: “De nuevo las paredes de nuestra casa asaltadas ilegalmente y nuestros guardias heridos por los asaltantes que son convocados insensatamente por Sánchez y sus acólitos progres. ¡Expulsión inmediata!”