El Sindicato de Enfermería (SATSE) ha denunciado ante la Organización Mundial de la Salud (OMS) la rebaja paulatina de las medidas de prevención de riesgos laborales, “sin ninguna evidencia científica”, para “ocultar su tardía y presuntamente negligente” actuación a la hora de poner a la disposición de los profesionales los equipos necesarios de protección para hacer frente de forma segura al COVID-19, por parte del Gobierno.

Esta denuncia se incluye en el informe que ha remitido el presidente de SATSE, Manuel Cascos, al director general de la OMS, Tedros Adhanom, donde se detalla la evolución de la pandemia en España, así como las conclusiones de la organización sobre la “pésima gestión” realizada por las autoridades sanitarias competentes que ha sido determinante para España, siendo el país del mundo con mas profesionales sanitarios afectados por el coronavirus, 14 de los cuales han fallecido.

En el informe se analizan los hechos ocurridos desde principios de año, que a juicio de SATSE demuestran el rápido avance del virus en España que se ha producido principalmente por la “incompetente actuación del Gobierno al desoír continuamente los llamamientos realizados por la OMS”, así como otros órganos o instituciones internacionales que pedían la adopción de medidas adecuadas para reducir la propagación del virus, como la detección de las personas enfermas, el seguimiento de contactos o la preparación de los hospitales y otros centros sanitarios para gestionar el aumento de pacientes y proteger a los profesionales sanitarios.

Respecto a los equipos de protección, el sindicato ha avisado de que el Gobierno de España no ha hecho caso hasta en cinco ocasiones a las recomendaciones de la OMS y ha optado por ir rebajando progresivamente las exigencias de las medidas protectoras en los protocolos establecidos por el Ministerio de Sanidad.

Además, subraya que “el alto porcentaje” (15%) de sanitarios contagiados se debe en gran medida al desabastecimiento con los equipos de protección individual, recordando que no fue hasta finales del mes de marzo cuando el gobierno comenzó a realizar las gestiones necesarias para intentar conseguir el material necesario.

El sindicato ha afirmado que “esta falta de previsión en la adquisición y suministro de equipos de protección individual ha forzado a los profesionales a tener que atender a los pacientes en condiciones totalmente inadecuadas y carentes de seguridad, recurriendo a batas hechas con bolsas de basura y de papel o gafas de esquí, lo que conlleva un grave riesgo para su salud y la del resto de pacientes, compañeros de trabajo y de su entorno familiar”.

Ante esta “lamentable realidad”, SATSE ha trasladado también al director general de la OMS su contundente rechazo a las recientes declaraciones de Hans Kluge, responsable regional de la OMS para Europa, en las que mostraba su respaldo a la actuación del Gobierno español y le ha pedido, a tenor del informe realizado, que haga “todo lo que este en el ámbito de su responsabilidad” para que se dote de manera “adecuada” a los profesionales que están poniendo en riesgo su vida para salvaguardar la de los ciudadanos y que la actual indefensión no se produzca nunca mas en el futuro.

Por último, el presidente de SATSE ha informado al actual responsable de la OMS que la organización sindical ha interpuesto ya multitud de denuncias ante diferentes organismos ​nacionales e internacionales, como la Comisión Europea, la Organización Internacional del Trabajo o la Agencia Europea pata la Seguridad y Salud en el Trabajo, con el objetivo de conseguir una protección efectiva de la seguridad y salud en el trabajo para los profesionales sanitarios españoles.