Empresas como Iberia, Vueling, Air Europa u OHL han recibido alrededor de 100.000 millones de euros en forma de créditos de parte del Estado, al haber accedido al plan de choque económico que ha puesto en marcha el Gobierno en los últimos meses.

Algunas de las multinacionales receptoras de dicha estimulación económica, incluso, han sido investigadas por corrupción, como OHL, o llevaban varios años sin lograr préstamos de entidades bancarias, como la compañía de Villa Mir. Además, el dinero destinado, 100.000 millones de euros, queda muy lejos de los 5.000 millones que piensa destinar el Gobierno para la ayuda de ingresos mínimos que se ha propuesto para los ciudadanos.

Cabe señalar que en este contexto de medidas para apoyar el sector privado, el Gobierno ha guardado 4.000 millones de euros con el fin de destinarlos a comprar deuda de las compañías. En la lista de estas empresas que serán respaldadas por el sector público encontramos la casa de apuestas Codere, la cadena de tiendas El Corte Inglés o el fabricante de armamento Maxam, a pesar de que las declaraciones oficiales afirmaban que estas ayudas irían dirigidas a
empresas y autónomos con menor capacidad económica para afrontar la crisis.

Estas ayudas públicas, creadas para compensar la falta de soluciones del sector privado, se conceden desde instituciones estatales, como el Instituto de Crédito Oficial (ICO), y con condiciones más beneficiosas, es decir, con menores intereses, mayores plazos de devolución, garantías públicas, etc. Sin embargo, ICO gestiona sus créditos a través de bancos como BBVA, Caixabank, Bankia… Esta colaboración, beneficia a los bancos, los cuales se quedan una parte del interés del crédito.

Además, desde el año 2012 hasta el 2018 los presupuestos de ICO destinados a favorecer la internacionalización empresarial española aumentaron un 48%, es decir, unos 11.700 millones de euros. Este hecho supone un marco favorable para la expansión global de empresas españolas, en concreto de las grandes, ya que un 65% de dichos fondos iba a empresas de gran tamaño.