Italia supera las 1.800 personas fallecidas a causa del coronavirus y los 21.100 contagiados. Más del 50% de los afectados hoy en día se encuentran internados en centros hospitalarios, y de esos, más de 1.500 se encuentran en tratados intensivos, lo que provoca que el país transalpino sea el segundo país con mayor número de fallecidos tras China.

En dos hospitales han empezado a tratar a los pacientes con una medicina que apacigua los síntomas. Es una medicina para hacer frente a las patologías inflamatorias como, por ejemplo, la artritis reumatoide. Un número significativo de los infectados han reducido favorablemente su inflamación de los pulmones.

Paolo Ascierto, directivo general de la clínica de inmunología del Instituto Pascale, explica que se parte de una experiencia de 21 sujetos realizada en China, y de lo aprendido que están teniendo en estos momentos, y que por ahora los resultados son positivos. También explica que hoy en día no funciona con la totalidad de los pacientes.

El ejecutivo de Italia ha establecido medidas de restricción de movimiento y de carácter social para todo el territorio italiano para intentar frenar la pandemia. Desde el encierro obligatorio en sus domicilios, los italianos vitorean y aplauden todo el esfuerzo de los equipos médicos, a los enfermeros y a los equipos de científicos que pugnan por paliar el efecto del coronavirus, salvando las vidas de los italianos.

Por otro lado, pese a las obligaciones de quedarse en casa, como ocurre en España, se ha informado que una totalidad de 453 personas han sido expedientadas por las fuerzas del orden por saltarse dichas medidas.