Alrededor de 2500 personas han salido hoy a la calle en Barcelona para manifestar su desaprobación a la ‘Ley Aragonès’.

Según la portavoz de la plataforma “Aturem la Llei Aragonès” la ley afecta a más de 250 servicios públicos, convirtiendo a los usuarios de estos servicios en clientes y externalizando su gestión a empresas privadas no sometidas al escrutinio público.

La manifestación ha comenzado este domingo 17 de noviembre, a las 12:15 horas delante de la Conselleria de Economía, entre la Gran Vía y la Rambla de Catalunya. En primera línea podíamos encontrar pancartas con lemas como “Paremos la Ley Aragonès” o “Se está vendiendo el país. Los servicios públicos no son un negocio”.

En la marcha se han juntado colectivos de varios sectores como el sanitario, educativo, el de emergencias, de atención a la dependencia, pensionistas, etc. En la lectura del manifiesto han afirmado: “Estamos aquí para proteger la dignidad de las personas trabajadoras que tanto su casa como su dignidad laboral es pisada día a día por el sector privado”