Alrededor de veinticinco miembros de Frente Obrero, Banco Obrero y Stop Desahucios se concentraron este pasado martes 22, alrededor de una de las oficinas más céntricas de la entidad bancaria gallega ABANCA, en la ciudad de Palma de Mallorca.

Sobre las 12 del mediodía, más de una veintena de manifestantes acudieron a hacer presión a la sede, desplegando una pancarta en la que se podía leer “Este banco desahucia sin alternativas, por la vivienda digna”, en la que figuraban los logos del Frente Obrero y del Banco Obrero. En la protesta se entonaron varias consignas, como “nadie sin techo comida ni trabajo” o “políticos y banqueros corruptos y usureros”.

Una vez dentro del banco, los manifestantes exigieron a la entidad que aplazase el desahucio de la familia Santiago-Moreno, con siete discapacitados a su cargo, hasta que servicios sociales les proporcionen una alternativa habitacional digna y que se adapte a sus necesidades.

Tras la negativa del banco a ceder, tres furgones de la Policía Nacional se desplazaron hasta el lugar. Al llegar estos, el grueso de los protestantes se trasladó dentro de la entidad. Después de varios enfrentamientos, donde hubo momentos tensos, las autoridades se hicieron con el control de la entrada e identificaron a todos los presentes.

La ocupación de la oficina de Abanca duró hasta las 14 horas, aproximadamente. Los allí concentrados así como la familia afectada han declarado que “no se van a rendir” y que seguirán presionando tanto a la entidad bancaria como a servicios sociales, para impedir que los Santiago-Moreno sean desalojados sin alternativa de vivienda.