Convocada mayoritariamente por los sindicatos nacionalistas ELA y LAB, la jornada de huelga de hoy estaba respaldada por las organizaciones adheridas a la Carta de los Derechos Sociales del País Vasco, así como por la coalición abertzale EH Bildu.

El seguimiento de la huelga en Bizkaia ha registrado mayor incidencia en la comarca del Duranguesado , precisamente donde mayor impacto tuvo la huelga del sector del metal y donde, en esta ocasión, se han producido paros parciales e incluso cierres de empresas de mediano y gran tamaño, como la empresa auxiliar automovilística Gestamp y varias siderúrgicas.

La empresa de mayor relevancia de la provincia, la refinería de Petronor, ha funcionado con normalidad, al igual que la mayor parte de la industria del Gran Bilbao. En el Puerto de Bilbao, los sindicatos aseguran que la actividad ha rozado mínimos.

Por su parte, la Autoridad Portuaria especifica que la actividad de movimiento de mercancías se habría reducido en un 30%, aunque se desconocen los datos de la actividad puramente industriales. La huelga ha sido secundada por un 25% de la plantilla de estibadores.

Las grandes multinacionales con sede en Álava afirman que la jornada laboral ha discurrido con normalidad, tanto la planta de coches de Mercedes Benz (con más de 5.000 trabajadores en su factoría de Vitoria) y el fabricante de neumáticos Michelin (3.500 trabajadores), al igual que la aeronáutica Aernnova.

Aun así, la convocatoria ha sido fructuosa en firmas de mediano tamaño como Condesa, Inauxa, Guardian, Sidenor en Legutiano, Laminaciones Arregui o Amurrio Ferrocarriles. En Navarra se ha vuelto a hacer notar la polarización entre norte y sur de la región.

En la mitad norte de Navarra el paro ha sido prácticamente total, con el cierre de las empresas más importantes del Valle del Baztan y Cinco Villas como Arcelor, Zalain, Funvera o Savera. En Sakana se han producido paros casi totales en empresas como Magotteaux, Cementos Portland, Atabo o Wisco.

En lo que a la Comarca de Pamplona respecta, los sindicatos afirman que la huelga ha tenido incidencia en todos los sectores, tanto en el industrial como en el sector servicios y en la administración pública, con especial incidencia en Educación. Mientras, en la región sur de Navarra la jornada ha transcurrido con normalidad.

Sin duda, ha sido en Gipuzkoa donde ha habido un mayor seguimiento, logrando paralizar importantes firmas como la ferroviaria CAF y las filiales de los grupos siderúrgicos como ArcelorMittal o Sidenor. En el mundo cooperativo, mayormente ubicado en la zona del Goierri, han sido significativas las paradas de varias cabeceras y los sindicatos añaden también paradas en las plantas de Indar , ABB, JMA, Bellota, GKN Legazpi, Murias y Sapa. Del mismo modo, han permanecido cerrados durante ​todo el día tanto la administración pública como los comercios locales de la inmensa mayoría de municipios del territorio.