Este domingo, Pedro Sánchez ha comunicado a los presidentes de las comunidades (y ciudades) autónomas, que “será la Administración central la que fije las reglas comunes que todos deberán seguir para la desescalada” tras la etapa de confinamiento provocada por la pandemia de coronavirus, según informa Europa Press en un artículo recientemente publicado.

Así lo manifiesta Salvador Illa en rueda de prensa, Ministro de Sanidad y principal responsable en lo referente a esta crisis, tras haber mantenido el Presidente del Gobierno una llamada por videoconferencia con el resto se dirigentes regionales. En dicha rueda de prensa, Sánchez ha dejado claro que a pesar de prestar atención a sus propuestas con ánimo de estudiarlas, “tiene que haber un criterio común” para todo el Estado de cara que la desescalada se desarrolle de forma favorable para todo el país.

El Ministro de Sanidad ha recordado que mientras dure el estado de alarma el mando único reside en el Ejecutivo central, aunque “mucha parte operativa”, según sus palabras, “para poner en práctica las medidas requiere de la colaboración entre los distintos niveles de administración”. Lo que pretende indicar el ministro es que el presidente propone “una desescalada asimétrica en función de la situación y capacidad de respuesta”, acordando qué zonas acaban antes o después el confinamiento, pero siguiendo una “métrica común”.