Siria yihadismo terrorismo daesh
Fuente: Reuters

El terrorismo organizado del Daesh ha vuelto a perpetrar múltiples ataques que han provocado destrucción y miseria generalizas en la provincia siria de Al Sueida. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos asegura que la cifra de muertos asciende a 302 personas, siendo muy posible que aumente en los próximos días; a esto tenemos que añadir un amplio volumen de heridos, más de 250, muchos de ellos en estado crítico. Este ataque conjunto es considerado ya uno de los más mortíferos en el sur de Siria desde que se inició el conflicto en 2011 y no se descarta que ya se esté gestando una continuación.

Los atentados se han realizado al estilo que nos tiene acostumbrado el Daesh: ataques suicidas. La mañana del miércoles tuvo lugar toda la ofensiva en la provincia, que fue coordinada para sembrar el terror en varias localidades simultáneamente y dividir a las fuerzas gubernamentales, así como evitar rápidos desplazamientos de la población, impidiendo su huida. En concreto, 4 peones del yihadismo se hicieron estallar cerca de la plaza del mercado de la capital de Al Sueida, uno de los lugares más concurridos. Al mismo tiempo, destacamentos organizados atacaron localidades controladas por las fuerzas gubernamentales sirias, haciendo con el control gracias al elemento sorpresivo y provocando un fuerte enfrentamiento entre las dos fuerzas. Al Matuna, Duma, Al Shibki, Al Shuraihi y Tel al Basir se suman ahora a los territorios con amplia presencia del ejército del Daesh.

El yihadismo está empezando a atacar nuevamente el sur para hacerse con el control de esta zona, a la vez que continua la lucha en el norte por el control de estas zonas. Según la agencia de noticias, SANA, la ofensiva aérea es el principal problema al que se enfrenta la población siria, pues parecen tener órdenes directas desde Damasco, para bombardeas poblaciones enteras y viviendas con tal de evitar la toma del poder de los yihadistas.

La situación de Siria a día de hoy es, cuanto menos, preocupante. El Terrorismo del Daesh ha conseguido implantarse en varios territorios y reclutar a muchos civiles a sus filas gracias a un discurso engañoso, aprovechándose de las necesidades más inmediatas del pueblo sirio. Es este último año, las muertes y atentados se habían reducido considerablemente, pero el Observatorio informa que en este último mes los asesinatos cometidos como medida represiva en las poblaciones que controlan asciende a 128, la cifra más alta desde enero de 2016. Este mes es el número 49 desde la autoproclamación como califato por parte del Estado Islámico y se salda con un total de 5367 ejecutados, tanto de las fuerzas gubernamentales como de civiles y de sus propias filas.

Los últimos ataques que se están perpetrando en el sur son principalmente contra el pueblo que allí habita, la mayor acción de este calibre desde junio de 2015. El terror se agudiza en esta zona, pues tanto los mercenarios y yihadistas como las tropas de Al Assad luchan encarnizadamente por el control territorial, sus recursos y el poder que les aporta, mientras que el pueblo sirio tiene poca capacidad de respuesta y defensa de sus intereses, sin apoyo y financiación internacional.

Sigue a Diario raíz en las redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, Youtube.