Según el Observatorio de Emancipación, la mayoría de los jóvenes entre 16 y 29 años ven imposible independizarse al tener que pagar más del 90% del sueldo en alquilar una vivienda solos.

Debido al elevado precio de la vivienda y los bajos sueldos que reciben los jóvenes, el 81% de ellos tiene que permanecer en casa de sus padres hasta los 30 años. La cifra de los que se pueden independizar es la más baja desde el año 2002, a pesar de haber pasado un periodo de crisis entre estos años. En 2009, la cifra de los jóvenes que se independizaban estaba en 26%, número superior al 19% actual.

Según el informe presentado por el Consejo de la Juventud respecto al segundo semestre de 2018, los jóvenes que trabajan y quieren comenzar una vida fuera de su casa tienen que destinar el 91,2% de su sueldo para ello. Es decir, más de 820 euros de los 900 que ganan de media. El presidente del Consejo de la Juventud afirma que: “La pobreza juvenil empieza a ser una epidemia en España”.

La causa de esto es que más de la mitad de los jóvenes (55,5%) sigue teniendo un contrato temporal. Además, el 25% tiene un trabajo parcial, lo que hace imposible pagar el gasto necesario para vivir solo. A parte de esto, el precio de la vivienda en alquiler no hace más que subir,ascendiendo casi un 10% en solo un año.