El precio de la vivienda ha subido un 8,7% durante los primeros tres meses del año, dato ofrecido por el índice de la Vivienda de Ventas Repetidas de la Propiedad, Mercantiles y Bienes Muebles de España. Desde un mínimo alcanzado en 2014, el precio de la vivienda acumula un ascenso del 34,3%. Durante este trimestre se inscribieron en los registros de la propiedad 133.860 compraventas de viviendas, un 3,8% más que en el mismo periodo del año anterior. El dato en los últimos 12 meses es de 521.000 compraventas de vivienda siendo este el máximo de los últimos 10 años.

Se han registrado 25.475 compraventas de viviendas nuevas, un 17,7% más mientras que las compraventas de casas usadas aumentaron un 10,1% más registrando 108.385 compraventas. Las ventas por parte de extranjeros de viviendas en España son de mayoría británica seguidos por franceses y alemanes. Las compras extranjeras representan el 12,4%.

Hablando sobre endeudamiento hipotecario, los endeudamientos hipotecarios han descendido un 2,2% estableciéndose el importe medio en 126.250 euros. Esta subida de precios reduce las posibilidades de la clase obrera a obtener algo que es un derecho; una vivienda digna.