El enviado de paz de EE.UU para Afganistán y la delegación negociadora de los talibanes se encuentran ya en la capital de Qatar, Doha, para firmar un acuerdo de paz.

“Los talibán hemos mantenido nuestras promesas y ahora toca que la otra parte cumpla con su cometido. Por eso hemos organizado la reunión de hoy” ha declarado uno de los negociadores talibanes.

Otro de los talibanes afirma que hoy es un “día feliz”, ya que la firma de este acuerdo significa que las fuerzas militares de EE.UU abandonan el país, “mañana será un gran día para Afganistán y los afganos. Es una gran oportunidad. Afganistán se está moviendo hacia la paz y la reconciliación. Mañana se pueden sentar las bases para un diálogo inclusivo interafgano”.

Además, este viernes el ministro de defensa de los Estados Unidos y el secretario general de la OTAN viajaron a Afganistan para mostrar el apoyo internacional al Gobierno de Afganistán en este proceso de paz.

Una vez firmado el acuerdo, se espera que los talibanes comiencen conversaciones directas con el Gobierno afgano, a quien los insurgentes se han negado a reconocer durante dos décadas al considerar a las autoridades de Kabul como un títere de las potencias occidentales.