A pesar del cambio de gobierno, ni un partido ni otro han conseguido dar una solución a los taxistas de Madrid. El Gobierno de Manuela Carmena apostaba por limitar las VTC, pero las medidas que propusieron no se llegaron a aprobar definitivamente. Por otra parte, el actual Gobierno del PP, liderado por José Luis Martínez-Almeida, apuesta por liberalizar el taxi para no limitar a las VTC. 

La apuesta de este último es homogeneizar el sector del taxi y el de las VTC, fijando los precios de ambos y liberalizando el horario del taxi. Respecto a eso, la Asociación Madrileña del Taxi afirma que las licencias son distintas para los dos sectores y por tanto los reglamentos también han de ser distintos. 
Desde la plataforma Caracol tampoco están de acuerdo con que se suban las tarifas para igualarlas a Cabify o Uber, ya que el taxi es un servicio público y no tienen por qué competir con ellos. Además de que la cifra de VCT en Madrid ha crecido de unas 5000 que había el año pasado a unas 8000 que hay en este, manteniéndose las cifras del taxi en unas 16000.
La realidad es que los taxistas llevan desde julio del año pasado movilizándose y exigiendo soluciones para su sector. A pesar de ello, ni el Gobierno de Carmena solucionó este conflicto ni parece que lo vaya hacer el Gobierno de Almeida vistas sus propuestas y las reacciones de los representantes del taxi.