Después de que Telepizza se negara a incrementar el salario para que se correspondiera con el SMI, sus trabajadores llevaron a cabo huelgas en diferentes territorios. No obstante, la empresa continúa sin efectuar dicha subida. Pero es que, además, vuelve a estar en el centro de las reivindicaciones por las horas a las que se van sus trabajadores. 

La polémica ha surgido debido a la publicación de un Tuit por parte de un cliente. Éste se quejaba porque los trabajadores del restaurante de Telepizza en el que se encontraba (a media hora del cierre de mediodía a las 16.00h) iban a marcharse a pesar de que no había terminado de comer y que, dichos trabajadores, les habían argumentado que tenían que volver a abrir a las 19.00h y querían comer en su casa, cosa que decían comprender, pero no compartir. A esto Telepizza ha respondido con otro mensaje en el que le pedía que se dirigiera a la compañía por alguna otra vía para detallar lo sucedido.

Estos cometarios en las redes sociales, que se han hecho virales en cuestión de poco tiempo, han vuelto a poner de manifiesto la situación en la que se encuentran los trabajadores de la empresa, los cuales se ven obligados, con actitudes como esta, a hacer horas extra no retribuidas cuando ni siquiera están cobrando el Salario Mínimo Interprofesional (SMI). 

Las huelgas llevadas a cabo por los trabajadores a principios de julio en zonas como Zaragoza o Barcelona no sirvieron para que Telepizza se haya decidido a mejorar las condiciones de precariedad de sus trabajadores, en su mayoría jóvenes, y que no alcanzan los 12.000€ anuales por jornadas completas.