Durante el 79 aniversario del fusilamiento del expresidente Lluís Companys, celebrado en el cementerio de Montjuïc, y junto a todo el Govern -excepto Miquel Buch, conseller d’Interior- el President de la Genelaritat, Quim Torra ha afirmado que la autodeterminación es un derecho “reconocido”.

En este mismo escenario, Quim Torra ha remarcado la perseverancia del ejecutivo tras la sentencia del Supremo por el 1-O y ha advertido que dicha sentencia “tiene por objetivo que no se vuelva a hacer; pues lo volveremos a hacer porque hacer un referéndum no es un delito”. Además, ha prometido no “desfallecer nunca” en el ejercicio del derecho a la autodeterminación tras la sentencia del ‘procés’, como ha dicho que no “lo hicieron” Companys y los dos presidentes catalanes en el exilio, Josep Irla y Josep Tarradellas.

Torra ha hecho alusión también a la carta que Lluís Companys escribió a su mujer antes de ser fusilado en 1940 en el Castillo de Monjuïc tras un consejo de guerra, una misiva en la que le pide que no admita “pésames ni lloros” y que “levante la cabeza”. Una carta, que según el President Torra, “trasciende” a la actualidad: “Catalunya vive una hora grave por la represión” que, a su juicio, supone la sentencia del ‘procés’, “cuyo fallo es una venganza que busca ‘criminalizar’ el independentismo”.

Además, Quim Torra ha querido reflejar en su cuenta de Twitter su agradecimiento “a todos los que os habéis movilizado contra la injusticia de las condenas a los presos políticos” y ha añadido que “todos juntos hemos hecho oír nuestra voz con firmeza y más determinación que nunca”.