El Congreso ha investido a Pedro Sánchez como presidente del Gobierno gracias a los resultados de la votación realizada este martes.

En concreto, han sido 167 los votos a favor del socialista (PSOE, Unidas Podemos, PNV, Más País, Compromís, Nueva Canarias, BNG y Teruel Existe). Por otro lado, han sido 165 los votos en contra (PP, Vox, Ciudadanos, JxCat, CUP, Coalición Canaria y PRC) y 18 las abstenciones (EH Bildu y ERC).

El triunfo de Sánchez llega en segunda votación de investidura, en la que es necesaria una mayoría simple. Es decir, que los votos a favor sean más que los votos en contra. La primera votación se realizó el pasado domingo y no fue posible para los socialistas lograr la mayoría absoluta que se exige por ley.

La decisión llega tras nueve meses de Gobierno en funciones, en concreto desde el 28 de abril, cuando fueron las elecciones. Ahora, con la resolución de la Cámara, se formará un Ejecutivo de coalición entre PSOE y Unidas Podemos, con cinco ministerios para cada uno.

El debate que ha precedido la votación ha mantenido el tono de bronca de las dos últimas sesiones: con Pablo Casado cargando contra Sánchez por situarse fuera del constitucionalismo, confrontaciones entre Vox y PSOE por los casos de agresiones machistas por extranjeros y una Inés Arrimadas empeñada en convencer a los diputados del bloque socialista de que voten en contra de lo decidido por su partido.