El Tribunal Supremo de Justicia de Cataluña (TSJC) ha ordenado a Quim Torra, a retirar la pancarta que se encuentra en la fachada de la Generalitat, la cual tiene un lazo amarillo y pide la libertad de los “presos políticos y exiliados”. 

Esta decisión ha sido impulsada por parte de la ciudadanía que criticaban el incumplimiento de los deberes de la administración, más concretamente, el deber de representar al conjunto de los ciudadanos. 

Por otro lado, Quim Torra será juzgado el 18 de noviembre por no retirar estas pancartas de los edificios públicos en periodo electoral, pese a que la Junta Electoral Central se lo ordena.