En el caso de que la coalición del PSOE y Podemos recibiese el apoyo necesario, provocaría que España dejase de ser un caso anormal en Europa, ya que en los países del entorno las fuerzas más izquierdistas que los socialdemócratas han permanecido alguna vez en el gobierno.

De igual manera, lo relevante para la UE en la actualidad no es tanto la ideología de los gobiernos de los países de la unión como el cumplimiento de los acuerdos y tratados internacionales de estos con la UE. De esta manera lo afirman los expertos de la materia sobre las consecuencias de un posible gobierno entre el Partido Socialista y Podemos, el cual sería el precedente en la actualidad en España.

Entre ambos partidos agrupan 155 escaños de los 350 totales, lo que provoca que, ante la negación proclamada de los partidos de derechas, se tendría que abstener ERC o JxCat en el debate de investidura de Pedro Sánchez del próximo mes. En palabras de Ignacio Molina, investigador del Real Instituto Elcano, se debe revertir la tesis de que coalición entre PSOE y Podemos sería anormal en Europa, ya que en realidad la anormalidad se ha encontrado en España al no estar ninguna vez una fuerza de izquierdas en el gobierno en cuarenta años de democracia.

Destaca que, en los países del norte de Europa, fuerzas análogas a Podemos, han formado parte de gobiernos de coalición. Concretamente, en la actualidad en Islandia la presidenta del Ejecutivo forma parte del Movimiento de Izquierda Verde, un partido análogo a Podemos, junto al partido conservador de la independencia y el partido progresista. También observa otros ejemplos como en Chipre, Italia, la Francia de François Hollande, Portugal con el modelo de “geringonça”.

Y por último, el caso en 2015 del partido de izquierdas en Grecia: Syriza. En el gobierno de Syriza de Alexis Tsipras, siguieron lo ordenado y se sometió a un recate, rememora Diego López Garrido, vicepresidente de la Fundación Alternativas y ex secretario de Estado español para la UE.

En su opinión, todos estos ejemplos demuestran la escasa importancia que tiene la ideología de los gobiernos para la UE. Continúa explicando que ”la ideología importaba en la Guerra Fría, cuando los partidos comunistas estaban vetados”. Explica también que, desde el fin del Telón de Acero y en los tiempos de la UE, lo relevante es el acatamiento de los acuerdos en los términos económicos, como en lo relacionado con derechos y libertades.

Argumenta que lo que quiere la UE es un Gobierno con estabilidad y que en materia económica se respeten los objetivos en lo referido al déficit. Lo importante son las políticas que desarrolles y el acuerdo del PSOE y Podemos para liderar el ejecutivo unidos ha dejado muy claro ”que va a haber una contención del gasto y adecuación a los objetivos de déficit”.