El PP solicitó la conservación integral de las grabaciones de seguridad para evitar su destrucción una vez pasado el plazo legal de validez.

Uno de los juzgados de guardia de Madrid ha hecho efectiva esta petición y ha ordenado a las autoridades, tanto de Aena como del complejo aeroportuario, que conserven todas las imágenes captadas por las cámaras de seguridad del aeropuerto Adolfo Suárez, en el barrio madrileño de Barajas, durante la noche en la que se produjo el encuentro de José Luis Ábalos, ministro de Transportes, y la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez.

El juez ha decidido reclamar dichos vídeos tras la solicitud por parte del Partido Popular de amparo a los tribunales españoles para impedir su destrucción. El magistrado ha tomado esta decisión en base a que los datos expuestos en la denuncia del PP “se desprenden indicios racionales de hecho delictivo”, sin precisar mucho más, también afirma que ha realizado una consulta previa a la Fiscalía. El auto, en todo caso recurrible hasta ahora, también incluye una advertencia expresa a cerca de que “no cumplir la orden puede suponer un delito de desobediencia”.