El primero de los ataques tuvo lugar sobre las 21h en un local de fumadores de pipa o shisha, en el que la gran mayoría de clientes eran de origen kurdo, tras lo que hubo un segundo tiroteo. El agresor es un alemán de ideología ultraderechista de 43 años.

Diez personas han sido asesinadas y otras cinco heridas de gravedad, entre los dos tiroteos registrados la noche del miércoles en la ciudad de Hanau, cerca de Frankfurt, Alemania, en lo que la Fiscalía Federal a cargo de la investigación ve claros indicios de motivación racista.

El segundo tiroteo tuvo lugar en un quiosco en Kesselstadt, otro barrio más apartado de esa localidad. En ambos escenarios se hallaron casquillos de bala en el suelo.

Según los informes de la prensa de la localidad alemana, primeramente tres personas resultaron muertas delante del primer bar y cinco frente al segundo, entre ellos una mujer embarazada. La policía elevó posteriormente la cifra de muertos entre los dos ataques a diez personas fallecidas.