El partido de Pablo Iglesias llevó este pasado martes al congreso una propuesta no de ley para añadir la educación sexual integral en todas las fases obligatorias de la educación española.

Este nuevo debate introducido por Unidas Podemos se apoya en que a pesar de que una Ley de Salud Sexual y Reproductiva que esta no se aplica ni se da con el mismo grado en todos los centros educativos. Por ello esta propuesta de Iglesias quiere implicar a todos los actores del proceso educativo, administraciones, familias y profesionales sociales y sanitarios.

Esta propuesta debatida en el Congreso pretende aupar al ejecutivo, del que Unidas Podemos forma parte, a aplicar una serie de reformas para conseguir que la educación se caracteriza por un “enfoque de derechos humanos y perspectiva de género, basado en la evidencia, acorde a la edad del alumnado, relevante en relación a las diferentes culturas y adecuada al contexto”.

Además los morados han acompañado esta propuesta con la pretención de conseguir, en colaboración con las diferentes comunidades autónomas, “lograr la actualización de conocimientos y estrategias adaptadas a cada etapa educativa, metodología didáctica, estándares de aprendizaje y criterios de evaluación” a través de nueva formación en educación sexual a los profesores. Finalmente, también critican sobre el plan actual que estos contenidos pecan de un enfoque únicamente heterosexual, que se refiere a la sexualidad sólo en su papel reproductivo y sólo en el plano de la prevención de riesgos.

Apoyados en el informe Deficiencias e Inequidad en los Servicios de Salud Sexual y Reproductiva en España, los morados dicen apostar por incluir la perspectiva de la diversidad y hablar de la LGTBIfobia para parar su influencia en los propios centros.