El marido de la infanta Cristina, Iñaki Urdangarín, condenado por el caso ‘Noos’, salió a las 8.40 horas del pasado martes, día de Nochebuena, de la prisión de Brieva para realizar su voluntariado social aunque no regresará hasta el sábado ya que goza de un permiso de cuatro días.

Urdangarín ha salido este martes para cumplir con sus tareas de voluntariado en el Hogar Don Orione, en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón, y no regresará hasta el sábado 28 de diciembre, después de que el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria 1 de Valladolid autorizase el permiso de cuatro días que ya le había sido concedido por la
Junta de Tratamiento de la prisión abulense.

Ocho minutos después, a las 8.40 horas, ha salido del recinto en el asiento trasero del coche en dirección a Pozuelo de Alarcón, donde tiene previsto acudir, como cada martes y jueves desde septiembre, antes de pasar los próximos cuatro días con su familia.

El ex duque de Palma tendrá que volver al centro penitenciario de mujeres de Brieva antes de las 8.40 horas del próximo sábado. Iñaki Urdangarín solicitó este permiso penitenciario a finales del pasado mes de noviembre, una vez cumplida una cuarta parte de la pena. Aunque inicialmente solicitó siete días de permiso, el máximo que contempla la ley, la Junta de Tratamiento de la prisión lo redujo a los cuatro que disfruta a partir de este martes.

Urdangarín no podrá pedir otro permiso hasta 2020. Su clasificación en segundo grado penitenciario, el ordinario, le permite solicitar 36 días de salidas al año tras cumplir un cuarto de condena y siempre que tenga buena conducta, además de considerarse que no existe riesgo de fuga.

El cuñado del Rey cumple una condena de 5 años y 10 meses de prisión por malversación, prevaricación, fraude a la Administración, dos delitos fiscales y tráfico de influencias en el conocido como caso ‘Nóos’.