Detenidas 26 personas por pertenecer a una organización que había introducido en España más de 900 inmigrantes de forma irregular desde Argelia y Marruecos hasta las costas de Almería, con lo que ganaron más de un millón y medio de euros.

De los 26 detenidos, 18 se encuentran en prisión preventiva. Esta organización con base en Argelia, Alicante y Almería cobraba entre 2.000 y 2.500 por viaje, sus miembros se coordinaban desde cada costa para comunicar información sobre la fecha, el lugar y los inmigrantes.

A pesar de que la ruta usual era de Argelia a Almería, habían comenzado a estudiar otras rutas de Tánger a Cádiz para introducir inmigrantes marroquís. Tras la ruta marítima, eran trasladados a diferentes puntos de España como Almería, Alicante, Murcia, Barcelona, Tarragona y Lérida, o a otros países europeos.

Para llegar en patera a España, los inmigrantes pagaban entre 2.000 y 2.500 euros, en caso de que quisiesen que los trasladasen por la península, el costo aumentaba 500 euros. Durante estos traslados, los que no tenían consigo el dinero suficiente eran abandonados en la carretera o retenidos hasta que sus familiares pagaran la cantidad restante.

La investigación de la operación “Trópico”, encargada de desmantelar esta red de trata, comenzó el pasado marzo y finalizó en noviembre, pero toda la información ha permanecido en secreto hasta las detenciones.