Fuente: Agencia EFE

Los vigilantes de seguridad del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas mantienen la convocatoria de huelga de cara al próximo 24 de agosto. Tras haberse reunido el pasado viernes con Ilunion, la empresa que presta los servicios al aeropuerto, y al no haber llegado a ningún acuerdo sobre sus reivindicaciones, los trabajadores han convocado una serie de paros programados desde el 24 de agosto hasta el 3 de septiembre, entre las 5:00 y las 14:00 horas.

Los trabajadores denuncian el incumplimiento por parte de la empresa de los acuerdos de mejora de las condiciones laborales alcanzados el año pasado. Illunion se ha negado a aplicar las reivindicaciones que exigen los trabajadores y ha presentado una contraoferta que el comité de huelga ha rechazado por considerarla insuficiente.

Por su parte, los vigilantes de seguridad aseguran que los paros no cesarán hasta que sus reivindicaciones sean cumplidas y advierten que se han puesto en contacto con trabajadores de otros aeropuertos para extender la huelga, ya que las condiciones laborales de los trabajadores son pésimas independientemente de uno u otro aeropuerto español.

Mientras tanto, el gobierno español ha avisado que intercederá en la huelga para intentar que esta cese, preocupándose por los millones de euros de beneficios que la empresa dice estar perdiendo y dando la espalda a los trabajadores, a los cuales no les queda otra que apoyarse en sus propios compañeros y exigir sus reivindicaciones mediante la huelga.